Buscar
Regístrate ahora y recibirás un cupón de 30€

Escurridores de platos

12 Productos

Escurreplatos: mantén seca la cocina con un escurridor de platos

Tenemos muchos accesorios para la cocina cuya utilidad nos facilita mucho la vida a la hora de limpiarla y organizarla. Contamos desde el clásico set de jabonera para fregadero, el soporte para platos, las bandejas... Pero uno de los más importantes es el escurridor de platos.

Es un accesorio de cocina muy práctico para evitar que la encimera y el fregadero queden llenos de agua cuando fregamos los platos a mano. Gracias a este accesorio la vajilla se puede secar fácilmente en la cocina y la bandeja inferior ayuda a recoger el agua que va cayendo de los platos y vasos. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Para qué sirven los escurreplatos?

Los escurridores de platos facilitan varias labores de la cocina: secan los platos, evitar roturas del mensaje de cocina y te ahorran tiempo. Sobre todo, si no tienes lavavajillas, es el mejor remedio para que la vajilla se seque de forma rápida. Además, los escurreplatos duran años en buen estado en la cocina, por lo que no tendrás que cambiarlo cada año.

Consejo: si friegas los platos con agua caliente, favorecerás que el secado sea produzca con mayor rapidez.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir un escurridor de platos?

Los escurreplatos son utensilios muy sencillos, pero deben tener una serie de características. Estas son algunas de ellas:

  • Durabilidad. Intenta que el escurreplatos que elijas sea de calidad, así te durará en perfecto estado años.
  • Capacidad. Además de los platos, seguro que lavarás ollas y sartenes. Tenlo presente para elegir un escurridor de platos que sea amplio, que también cuente con soporte para vasos, y que te permita dejar secar al aire todo sin problema de espacio.
  • Calidad.  Existen escurreplatos de diferentes materiales. Elige uno que sea de calidad y te dure años.
  • Sujeción. Los escurridores de platos soportan bastante peso. Para evitar algún que otro disgusto, intenta apostar por uno que sea cómodo.
  • Buen diseño. Además de que el escurridor sea práctico, hay que intentar buscar una opción bonita si está a la vista.
  • Bandeja. Algunos de ellos cuentan con bandeja de goteo. Es una bandeja que se coloca en la base para mantener el agua que cae controlada. Acuérdate de limpiarla cada X tiempo.

  • Tipos de escurreplatos

    Los escurreplatos se suelen fabricar en tres materiales: madera, plástico y acero inoxidable. Te los enseñamos al detalle:

  • Escurreplatos de madera. Los escurreplatos de madera aportan un toque muy cálido a la cocina. Aunque creas que no, la madera aguanta bien a la humedad, siempre y cuando apuestes por algunos de calidad y resistentes como los de bambú. Otra de las ventajas de los escurreplatos de madera es que son livianos, bonitos y plegables.
  • Escurreplatos de plástico. Son una opción muy popular porque son fáciles de limpiar, y existe una gama muy amplia: desde más asequibles hasta otros de diseño y con una calidad superior. Suelen ser escurreplatos livianos, modulares y fáciles de encajar en la zona del fregadero.
  • Escurreplatos de acero inoxidable. El acero siempre ha sido un material muy bien valorado en las cocinas. Los escurridores de platos de este material son resistentes, duraderos y tienen muy buena presencia en las cocinas.
  • Un consejo: da igual el tipo de escurreplatos que tengas, que siempre hay que evitar que en los alrededores el agua se estanque o se acumule. Si no lo haces, lo más probable es que el menaje se ensucie y esté lleno de bacterias. Lo mejor es apostar por escurreplatos que tengan un canal de drenaje incorporado, o que sean muy fáciles de limpiar con un poco de jabón líquido y listo.

    Sumérgete en la sección de escurreplatos que tienes disponible en WestwingNow y encuentra el que mejor encaje en tu cocina.

    Entrega cómoda y sencilla

    30 días de devolución gratuita

    Servicio de atención al cliente 912582937