Buscar
Regístrate ahora y recibirás un cupón de 30€

Lámparas

1518 Productos
Ordenar: Popularidad
Ordenar: Popularidad

Las lámparas que darán la luz que tu casa necesita

Que una casa disponga de luz natural es uno de los aspectos que cualquier comprados o futuro inquilino de una casa tendrá en cuenta a la hora de elegirla. Aún así, que esta disponga de una buena instalación para tener luz artificial dentro es, igual o más importante. Es importante que tenga enchufes en buenos lugares para conectar las lámparas o que tenga una instalación que lo petmira. De hecho, ver el piso con las luces encendidas nos servirá para ver qué tipo de iluminación puede tener cada habitación de tu casa y saber qué tipo de lámparas queremos o no en nuestro hogar:


  • Lámparas de techo para sala.
  • Lámparas de mesa para cocina.
  • Lámparas de pie.
  • Plafones.
  • Lámparas de escritorio para dormitorio.

  • Lámparas de techo

    La lámpara de techo es esencial en todas las habitaciones. Es la que aporta la mayor luminosidad, desde arriba hacia abajo, proyectando una luz cálida a todos los rincones de la estancia. Hay muchos tipos de lámparas de techo: lámparas colgantes, los plafones, focos que iluminan ciertas zonas… Lo más habitual es utilizar una lámpara plana o que no esté muy colgandera para que la difusión de la luz sea más homogénea.

    Si optamos para unos focos de techo, lo más habitual es tener una barra con tres o cuatro focos direccionados para que den luz a diferentes partes de la habitación. Van muy bien cuando sólo queremos iluminar una parte, por ejemplo, el sofá mientras leemos relajadamente un buen libro. Aunque probablemente la habitación que mejor pueda necesitar un foco dirigido, sea el despacho u oficina en casa. No es necesario que tengas una luz general, ya te basta con un foco que ilumine tu lugar de trabajo.

    Lámparas de mesa

    Este tipo de lámparas son ideales para apotar todo tipo de luz. Una lámpara de mesa vale tanto para iluminar únicamente una zona, como para alumbrar toda la habitación. Pero hay algunas que también sirven para decorar, dado que sus bases son como objetos con un diseño específico capaces de actuar como objetos decorativos. Las lámparas de mesa cumplen también este requisito.

    Cada lámpara deberá ser elegida según el espacio en el que se vaya a colocar, según la luz y el diseño. No es lo mismo una lámpara de mesita de noche, pequeña, redonda, con una luz suave y tenue, que una pequeña lámpara retráctil con una luz fuerte que dé de lleno a tu escritorio. Una lámpara de mesa puede ser más funcional que un aplique de pared, por ejemplo. Porque además de alumbrar, también decora. 

    Lámparas de pie

    Si una habitación es muy grande, la iluminación que provenga de una lámpara de techo al final será una iluminación bastante difusa. Cuando necesitamos iluminar ciertas partes de una habitación, pero sin tener que ser una luz muy cerrada en un punto en concreto como hacen las lámparas de mesa, lo mejor es optar por una lámpara de pie. Además, son uno de los muebles que más pueden aportar en la decoración de un espacio. Estas lámparas son altas, delgadas, elegantes, aunque puedan aportar varios tipos de diseño. La lámpara de pie se complementa perfectamente con una lámpara de techo y la acostumbramos ver en un salón, al lado del sofá.

    Hay tres tipos de lámpara de pie:

    • Lámparas clásicas y de trípode: Las lámparas de pie clásicas tienen una base, un armazón largo y recto y una pantalla, p. ej. de tela. Se utilizan para crear islas de luz hermosas y para dividir el espacio. Las lámparas de trípode son las mismas, únicamente se diferencia en que tiene tres soportes en su base. 
    • Lámparas de arco: con un armazón curvado y, puede, un brazo retráctil donde se instala la bombilla. Las lámparas de arco hacen que la luz incida de manera más directa al sitio que queremos iluminar, ideal para leer un libro con el resto de luces apagadas.
    • Lámparas de lectura: las lámparas de arco ya nos ayudan a centrar la luz en un punto en concreto, sin embargo, hay algunas lámparas de pie más específicas todavía para disfrutar de tu libro. 

    Plafones

    Las lámparas de techo son muy variadas, pero una de las más comunes es los llamados plafones. Son conocidos también como luces planas, una superficie plana que incorpora dentro de su caparazón las luces que iluminarán el espacio. Si tus techos son más bien bajos, un plafón de techo será la mejor opción. Los plafones pueden ser de todo tipo, pero hoy en día la mayoría que se venden son plafones LED. Estos transmiten una luz de calidad con un consumo mínimo. Además, incorporan innovaciones como la regulación de intensidad o el ajuste de la temperatura de color.

    Lámparas de escritorio

    Hay todo un mundo en las lámparas de escritorio, una subfamilia de las lámparas de mesa. Son las luces más funcionales y las que menos apuestan por un diseño decorativo. Lo importante de estas luces es que aporten una luz fuerte, pero también cálida a tu espacio de trabajo, que la mesa y el ordenador queden bien iluminados. Estas luces de gran uso también deberán ser luces Led, para que el consumo sea menor y más ajustado.

    ¿Te has hecho una idea bastante concreta de cómo iluminar cada estancia de tu casa? Ahora ya solo falta que busques dentro del catálogo online de WestwingNow y que encuentres cada una de las lámparas que iluminarán cada uno de los rincones de tu casa.

    Entrega cómoda y sencilla

    30 días de devolución gratuita

    Servicio de atención al cliente 912582937