Look anteriorSiguiente Look
¡Cuánta luz!

¡Cuánta luz!

En este comedor, la luz y la calidez del sol nunca faltan. ¿Cómo se consigue? El color de la pared es importante, claro: amarillo huevo, pero también el contraste con el blanco de cortinas, lámparas, muebles de madera y metal, y detalles como la lámpara. En un espacio así, una mesa como esta es ideal: de madera natural y en forma ovalada –de máxima tendencia–. Y a su alrededor, una mezcla de sillas en madera y en blanco: para crear un conjunto decorativo y a la vez, muy luminoso.