Look anteriorSiguiente Look
Sobria y luminosa

Sobria y luminosa

El binomio blanco y negro nunca falla. Ni siquiera en el recibidor. Irradia elegancia, calma y da mucha luz, ¿por qué?, por el contraste con el negro, el blanco parece mucho más luminoso. Una ideal genial para recibidores, unas estancias a las que, a menudo, les falta luz. Muebles rectos, sencillos y monocromáticos, sillas cómodas con patas delgadas y complementos de plexiglás, son perfectos para este estilo. Dale el toque final con ramos de flores y arte gráfico. Más personalidad, imposible.