Papel pintado

35 Productos
Ordenar: Popularidad
Filtros

El papel pintado para dar color y textura a tus paredes

Una pared desnuda a veces rompe un poco el tono de la habitación. Y una forma de cambiar eso y de conseguir color en la estancia es utilizando papel pintado para recubrirla. Así, consigues darle frescor y originalidad. Las variedades dentro de estos papeles son muy amplias y versátiles, por lo que siempre puedes conseguir el estilo más adecuado. Desde estampados más exóticos como fotomurales o vinilos, a otros mucho más sobrios y discretos. ¿Cuándo te puede interesar este recurso? Vamos a ver sus opciones y posibilidades:

Ventajas delas pegatinas de pared

Esto es lo que te ofrece:

  • Cada papel es una decoración. Hay una tremenda variedad de estampados, tanto en tonos como en formas. Por lo tanto, cada papel está pensado para un estilo. Uno para espacios sobrios, otra estilo vintage, otros para las habitaciones infantiles, etc. Esto resulta muy versátil, porque no solo es una forma de cubrir la pared. También te permite conseguir que un cuarto cambie por completo de estilo tan solo con añadir un papel pintado distinto.

  • Variedad. El abanico de papeles pintados hace que sean muy atractivos. Da igual el estilo que te hayas propuesto para un cuarto, seguro que encuentras un papel pintado a medida. Esto hace que sea un recurso muy interesante en decoración.

  • Fácil de mantener limpio. Esta es una ventaja nada desdeñable. Con un detergente no agresivo y un paño de cocina puedes eliminar prácticamente cualquier mancha. No tienen una conservación difícil, y te resultará sencillo mantenerlos en condiciones.

  • Permite combinaciones. Hay que pensar con perspectiva. Elegir un papel de pared no significa que vayas a empapelar cada rincón de tu casa con ese estampado. Puedes variar, o incluso dejar zonas vacías, sin añadir papel, para diferenciar espacios. Hay un margen para experimentar que te permitirá tener resultados diferentes y darle el toque personal a la decoración.

  • Cómo poner papel pintado o pegatinas de pared

    Este proceso puede ser el principal inconveniente. Pero, como verás, es más sencillo de lo que parece:

    1. Lo primero es dejar la pared lisa. Si tiene gotelé puedes rasparlo o cubrirla. Y si tiene otro papel de pared, lo ideas es que lo retires con agua caliente, para quitar todo residuo. Si está lisa, ya puedes empapelar.

    2. Lo siguiente es saber cuánto papel vas a necesitar. Para esto bastaría con ver las dimensiones de los rollos que vas a comprar y medir el espacio del que dispones. Compra siempre un poco más de papel, por si acaso hubiese cualquier problema.

    3. La pared tienes que encolarla con una brocha. Pero, previamente, marca y señala dónde va a ir el papel. Es crucial que esté recto, por lo que tienes que tratar de ser meticuloso en este punto.

    4. Luego, enrollas el papel al revés, y lo dejas caer de arriba abajo, asegurándote de que esté perfectamente recto. Así vas sumando capas, una junto a la otra, hasta cubrir toda la pared.

    5. Pasa un cepillo por encima, una vez situado el papel, para que se pegue bien a la pared y no queden pliegues. Finalmente, en las esquinas donde pueda haber sobrado un poco, puedes recortar esa parte con un cúter. Y lo mismo con las faldas que sobren una vez que lo hayas colocado todo.

    6. Trata de que, cuando vayas añadiendo nuevas tiras de papel, no montes una parte sobre otra, ya que eso añadirá pliegues. Y si se trata de papel con un estampado determinado (que tenga dibujos, por ejemplo) trata de mantener la coherencia visual entre una parte y otra. Luego, basta con que dejes esperar unas seis horas para que la cola seque y ya estaría colocado el papel de pared.

    Como ves, no es especialmente complicado, y en WestwingNow puedes aprovechar toda la variedad de modelos de papel pintado que tenemos preparados para ti. Y darle color y personalidad a tu hogar.