Medida
    Regístrate ahora y recibirás un cupón de 15€

    Pósters

    10 Productos

    Una alternativa moderna a los cuadros: los pósters

    Los pósters siempre han sido un recurso decorativo muy útil para cubrir paredes vacías. Tienen un toque fresco, un estilo joven y hay una variedad importante de diseños o modelos para darle a tu casa una decoración actual pero elegante. La única complicación que puede haber es la de dónde situarlos, y de qué manera hacerlo. ¿En qué tienes que fijarte para que un póster funcione bien en una habitación? Vamos a darte algunas ideas y consejos:

    Qué presencia darle a los pósters en una habitación

    Antes que nada, unas nociones básicas y generales para que sepas cómo puedes utilizarlos:

  • Son un elemento que personaliza. Un póster da color y nombre a la habitación en la que lo incluyes. La diferencia del resto.

  • Elígelos por patrones. A veces puede ser interesante utilizar más de un póster en la misma zona. Una forma de decidir cuáles colocar juntos es separándolos por patrones. Por ejemplo: por colores o por estilos. Algunos serán de un mismo tono de color, otros serán dibujos figurativos, otros diseños abstractos, etc.

  • Uno para destacar, varios para decorar. Si quieres darle una presencia especial a una lámina o un póster, en ese caso lo mejor es que lo incluyas solo en una pared. Así destacará. Una opción muy interesante es ponerlo justo sobre el cabecero de la cama. Por lo común, este es un espacio que siempre queda vacío, y queda bien cubrirlo.

  • Cómo pegar pósters

    Un problema tradicional al colgar cosas en la pared suele ser el riesgo de estropearla, ya sea taladrándola o provocando pequeños desprendimientos en la capa de pintura. Esto te lo puedes evitar fácilmente. Habría dos opciones: una para aquellos carteles de pared que tienen marco y otra para aquellos que no lo tienen:

  • Colgar pósters sin marco: es muy sencillo, tienes que comprar cinta adhesiva de calidad, cortarla y doblarla, añadiéndola a las esquinas posteriores del póster. Así se pegará correctamente y no dañará la pintura ni te harán falta perforaciones.

  • Colgar pósters con marco incluido. En este caso puedes pegar en la parte del marco cinta adhesiva de doble cara. Eso sí, utiliza una resistente, para soportar bien el peso. Esta es una opción para aquellos casos en los que no quieras agujerear la pared poniéndole un clavo. Pero, si coincide que ya hay uno en la pared, lo que puedes hacer es colocar unas cuerdas en la parte superior del póster para ponerlo en la pared. Le da un toque rústico y bonito.

  • Combínalos con otros elementos

    Los pósters sirven para vestir las paredes, pero no son los únicos elementos de decoración que cumplen este cometido. Y es que una alternativa muy interesante es la de combinarlos con otros detalles, como fotografías, espejos, letreros decorativos y demás. Así, puedes conseguir resultados originales.

  • Reparte el espacio. Si hay una pared grande que quieras decorar, una opción es la de poner pósters a un lado, y al otro cuadros, por ejemplo. Puedes juntarlos en pequeños grupos de tres o cuatro, para crear conjuntos con diferentes simetrías que dividan el espacio, le den dinamismo y añadan originalidad y juego a la estancia.

  • Llena la pared. A veces el horror vacui puede quedar muy interesante en las paredes. Da amplitud y aumenta la sensación de espacio. Puedes llenar las paredes de un cuarto de todo tipo de elementos decorativos que vayas a colgar ahí. Funciona bien en el salón o en un estudio, por ejemplo.

  • En definitiva, los pósters decorativos son muy útiles para tapar las paredes. En WestwingNow tenemos una variedad de modelos entre los que elegir, para darle a tu casa un toque que la diferencie.