Alfombras de pasillo

120 Productos
Ordenar: Popularidad
Filtros

Una alfombra de pasillo da estilo a a tu recibidor

Las alfombras de pasillo tienen la capacidad de revestir y remodelar una parte de la casa que a veces puede quedar vacía y fría. Y no porque no existan oportunidades o ideas de decoración. Más bien es una cuestión de que, a menos que le dediques un tiempo para pensarlo, el pasillo parece no ofrecer demasiadas oportunidades.

Cuando la realidad es todo lo opuesto. Juegos con la iluminación, decoración en las paredes o la posibilidad de colocar estanterías o pequeños muebles en los ángulos cerrados son solo algunas de las opciones más interesantes. Y, cómo no, utilizar alfombras de diseño elegante para el pasillo, ya que hay una variedad tremenda de modelos y en todos ellos se da una mezcla muy interesante entre el tejido y el diseño.

¿Qué te ofrecen las alfombras pasilleras?

Principalmente, tienen cuatro ventajas:

  • Comodidad y clima hogareño. Una alfombra es un tejido suave, cálido y cercano. Al incluirlas en el pasillo no solo caminarás con más comodidad, amortiguando el sonido de las pisadas sino que crearas un ambiente más acogedor.

  • Sensación de espacio. El pasillo suele ser una parte de la casa reducida y estrecha. Y muchas veces, cuando lo dejas sin decorar (para no robarle espacio) lo que haces es acentuar esa ausencia, esa estrechez. En cambio, si incluyes muebles o alguna decoración (estanterías, cuadros o alfombras), parecerá que tienes un espacio mayor.

  • Diseños de varios estilos. Si algo tienen las alfombras, es una larguísima tradición y diferentes formas de producción. Desde modelos más sintéticos hasta otras elaboradas de manera artesanal; no hay dos iguales.

  • Variedad. Ya sea en tamaños o en los propios tejidos. Así, las puedes encontrar con un largo de tres metros y medio, y otras de un metro y 75 centímetros. Por otro lado, desde la fibra sintética hasta el algodón, habría muchos materiales de los que estarían compuestas las alfombras modernas de pasillo.
  • En nuestro catálogo puedes encontrar algunas como las Kilim, con un estilo oriental, o las Beni Ouarain, las famosas alfombras bereberes. Tienes una cantidad de diseños nada desdeñable entre la que elegir el que mejor coincida con tu pasillo.

    ¿Y cómo elegir el modelo adecuado?

    La variedad de diseños, tamaños y texturas siempre es una ventaja. Pero, a veces, también puede abrumar. Vamos a darte algunas ideas ante casos concretos:

  • Cuando es un pasillo abierto a varias habitaciones. ¿Qué sucede con un recibidor y pasillo ancho que da directamente a habitaciones abiertas? Lo mejor en estos casos es que no optes por una alfombra larga pero quizás algo más gruesa.

  • Varias alfombras para el pasillo. Pongámonos en el caso contrario. Ante el típico pasillo más largo y no tan ancho puedes incluir más de una alfombra estrecha de pasillo. De esta forma, puedes también dividir los espacios de esa parte de la casa.
  • Si quieres ver los diferentes modelos de alfombras de pasillo que tenemos, en WestwingNow trabajamos con una amplia selección de diseños. asi que te invitamos a seguir navegando nuestra tienda online en busca de la alfombra de tus sueños. Y ¡haz de tu casa un hogar!

    Compra alfombras de recibidor online

    Sin horarios de apertura, sin largos viajes y sin largas colas: ¡parece un sueño! Especialmente para aquellos que trabajan todos los días, y quizás tienen hijos en casa y mil compromisos, no siempre pueden adaptarse fácilmente a los horarios de las tiendas.

    Si compras online, ¡las alfombras están dondequiera que estés tú! Con WestwingNow puedes comprar desde tu casa. Sigue las campañas de lanzamiento de WestwingNow y descubre las lámparas, sofás, camas, aparadores, sillas de varios modelos, sofás como Chesterfield en cuero y ¡muchos otros muebles para tu casa!

    Comprar es más fácil no sólo por la posibilidad de comprar online desde casa, sino también por el transporte. Las piezas que elijas serán entregados a la dirección deseada, ¡sin que te tengas que mover o cargar paquetes pesados!.