Buscar
WestwingNow Logo
Envíos gratis a partir de 30 €

El efecto decorativo de un espejo de pared

Un espejo de pared se hace cada vez más fundamental en un hogar. Cuando te encuentras en una habitación con un espejo de pared, tus ojos se irán directamente a este por el efecto reflejo. La profundidad que da, la multiplicación del espacio y, asimismo, de la luz, son las principales virtudes que te dan los espejos de pared.

Dónde colocar los espejos de pared

Lo más importante para un espejo es saber donde irá colocado. Tienes que tener muy claro el espacio que se puede beneficiar de tener un buen espejo y situarlo en la pared correcta para que su efecto tenga una mayor repercusión.

Una de las habitaciones donde tiene más sentido poner un espejo es el comedor o salón. Al lado de la mesa del comedor, justo encima de la cómoda, clavado en la pared, sería un buen sitio. En él se podría ver reflejada tu mesa y tus comensales y, si además refleja las vistas al exterior, muchísimo mejor.

Donde hay que poner más cuidado es en el dormitorio. En una de las cuatro paredes que lo conforman irá tu espejo, pero no recomendamos hacerlo en la pared frontal de la cama. Levantarte y verte reflejado en el espejo de pared con todas las legañas y el pelo alborotado no será la primera imagen del día que te gustaría ver. Además, siguiendo los postulados del Feng-Shui no es la mejor manera de canalizar las energías. El movimiento energético que genera tu reflejo mientras duermes puede alterar el sueño.

El espejo de pared también se puede colocar en el recibidor para que antes de salir de casa puedas echar una última ojeada a nuestro aspecto. ¿Cuántas veces te has visto por la mañana en este espejo y te has dado cuenta de que ni te has peinado? Un espejo de pared en el recibidor actuará como último filtro. Por el contrario, justo al entrar, el espejo dará pistas de qué tipo de casa es. Eso sí, un espejo siempre tendrá que ir a un lado de la puerta, nunca frontalmente. El Feng-Shui dice que entrar en una casa y verse reflejado en un espejo puede generar rechazo. Confrontarnos con nuestra propia imagen puede ser negativo y entramos ya con malas energías.

Cómo combinar espejos de pared

Una vez tenemos claros cuáles son los sitios de la casa donde mejor se va a ver este espejo, es hora de decidir qué tipo de espejo queremos. ¿Cuadrado, rectangular, grande, mediando? ¿Un ojo de buey encima de la mesa del recibidor? Una forma fantástica de combinar espejos de pared con estilo es con sets de espejos. Juntamos varias piezas de espejo que se pegarán a la pared y los combinaremos entre ellos a nuestro gusto dando una forma u otra.

Si te atreves puedes comprar espejos de diferente tamaño y forma y combinarlos tú misma. En ese caso deberás tener ya muy claro qué tipo de montaje quieres hacer. Puedes crear dos hileras de pequeños espejos, uno al lado del otro, dejando muy poco espacio entre sí. De esta manera daremos un reflejo grande de la imagen frontal, pero fragmentada. Como si fuera un puzle. Un truco de diseño que muchos interioristas utilizan para dar un toque diferente. O si no, aún podemos hacerlo más fragmentado o hacer formas con estos espejos de pared, como si fueran cenefas. La decoración será aún más original y disruptiva.

Un espejo de pared ofrecerá un plus decorativo a la casa que pocos muebles pueden dar. Y como has visto permite una gran creatividad cuando optas por utilizar un set de espejos. Así pues, ¿con qué tipo de espejo de pared te quedas? Si aún no lo tienes claro, echa un ojo a los espejos que te proponemos en WestwingNow y seguro que te iluminas.

Espejos de pared

84 Productos
Ordenar: Popularidad
Filtros